Artículos

Aun cuando considero que escribir un artículo en primera persona no es un muy buen estilo, me tomo esa licencia para, escribir un hecho que tiene mucho que ver con la delicada situación educativa de nuestro país, y que se materializa en los últimos resultados de la Evaluación Censal de Estudiantes (ECE) 2011, sobre todo en comunicación, y que nos debe preocupar a todos.

La brecha digital que afrontan las comunidades quechua-hablantes de los Andes podría reducirse gracias a dosiniciativas que crean contenidos en este idioma y suplen la falta de conectividad a Internet con versiones off line.

Un proyecto auspiciado por la Asociación Una laptop por niño (OLPC por sus siglas en inglés), trabaja una versión sin conexión, basada en la wikipedia en línea en quechua, a fin de que pueda ser usada por escolares que hablan ese idioma y no tienen conectividad a Internet.

Illamunaykuñam karqa, mallaqyaykuspallaykum chiri llaqtamanta ayqikamunaykuña karqa. Chaynatam llamkaqmasiywan, qayna punchaw tuta, rimanakurqaniku. Kay tutaqa sunqunman winakuykusqayraykum puñuytapas atinichu. Yapamantam sunquy musuq chiri wayrawan katkatayta qallakuykun, yapamantam llaki sunquyman yaykurqamun.

Chiriqa puraminticha. Manaña qatariy atinam, hinatamá kallpachakuykuspay hukllata puñunamanta pawamuspay allichakuyta qallakuykuni. Chiriqa kachukuwachkan, sunquyqa timpukuchkan, umayqa kaypi chaypi wayrahina muyukuchkan. Sumaq punchaw! Kusi punchaw kunanqa!

 

El Instituto Superior Pedagógico Nacional Monterrico, más conocido como la Normal de Monterrico tiene más de 130 años de historia  y de sus aulas han egresado valiosas maestras de inicial, primaria y secundaria. El ocho de marzo del presente año, se convirtió en la primera institución educativa en ser acreditada por el CONEACE de acuerdo a estándares nacionales.

Un sábado de abril me dirigía en la línea 28 a la huaca Mateo Salado, cuando reparé que detrás de mí había una animada conversación juvenil… en quechua. Se trataba de un muchacho y una chica de aproximadamente veinte años, que hablaban con toda naturalidad mientras la combi atravesaba Jesús María.

Yo los escuchaba, tratando de entender algún fragmento de la conversación y recordé cuando hace años una abogada peruana me dijo sorprendida en Munich: -Tú no tienes miedo de que te escuchen hablar castellano.

“La interculturalidad debe ser practicada no solo desde el Ministerio de Educación sino también en el país y a nivel internacional” dice Patricia Salas O'Brien, Ministra de Educación, mientras especialistas - dentro de estos la que habla - de diversas direcciones (Dirección General de Educación Superior y Técnico Profesional - DIGESUTP, la Dirección General de Educación Intercultural Bilingüe - DIGEIBIR  y la Dirección General de Educación Básica Regular - EBR) escuchamos atentamente su  mensaje, el cual nos es trasmitido antes de salir a las comisiones de servicio a las regiones del país;

Canta Gallo es un barrio ubicado en el Rímac, y en él viven desde hace aproximadamente una década unas 70 familias shipibas migrantes de la región Ucayali. Llegaron a Lima para participar en la Marcha de los Cuatro Suyos y se ubicaron en el mercado artesanal de Canta Gallo. Los niños shipibos de esta comunidad estudian en varias escuelas cercanas, y la mayoría de ellos, en una escuela creada en el 2005 en el mismo barrio, llamada “Comunidad shipiba”.

A raíz del levantamiento de los pueblos indígenas amazónicos en el año 2009, en contra de los decretos emitidos por el gobierno de turno que afectaban sus derechos sobre sus territorios - y que luego terminaron en los sangrientos hechos de Bagua -, muchos habitantes de Lima y otras ciudades del país se sorprendieron al descubrir que “existían” pueblos indígenas en el Perú. Y es que en nuestro país, la población indígena siempre ha sido invisibilizada, inclusive en las épocas en que eran mayoría.

Páginas