Artículos

Una escuela intercultural bilingüe es aquella que brinda un servicio educativo de calidad a niños, niñas y adolescentes de inicial, primaria y secundaria que pertenecen a un pueblo indígena u originario, y que hablan una lengua originaria como primera o como segunda lengua.

Una escuela intercultural bilingüe se caracteriza porque:

a) Desarrolla un currículo y una propuesta pedagógica intercultural bilingüe

b) Cuenta con materiales pertinentes en lengua originaria y en castellano que se usan adecuadamente

c) Cuenta con docentes interculturales bilingües con capacidades innovadoras para promover aprendizajes

d) Desarrolla una gestión autónoma, participativa y articulada a una red educativa

e) Promueve la convivencia intercultural y favorable al aprendizaje

f) Promueve una estrecha relación escuela-familia-comunidad

La educación intercultural bilingüe promueve que al terminar la educación básica regular los estudiantes sean:

Existen aprendizajes a los que todo los niños, niñas y adolescentes tienen derecho, y que tanto los directivos de la institución educativa, como los maestros y padres y madres de familia deben garantizar y vigilar que se logren. Estos son:

1. Actúa demostrando seguridad y cuidado de sí mismo, valorando su identidad personal, social y cultural, en distintos escenarios y circunstancias.

2. Actúa en la vida social con plena conciencia de derechos y deberes, y con responsabilidad  activa por el bien común.

La escuela intercultural bilingüe requiere un docente que:

Tenga una identidad cultural y lingüística sólida y armónica que le permita ser un mediador cultural con sus estudiantes.

Tenga un amplio conocimiento y valoración de la cultura originaria de sus estudiantes y usa este conocimiento al implementar el currículo intercultural bilingüe.

Las escuelas EIB deben desarrollar una gestión autónoma, participativa y articulada a una red educativa.

Promueve y garantiza la participación de los padres y madres de familia y de la comunidad en las decisiones que se toman en la escuela para mejorarla y para ofrecer las condiciones adecuadas a los estudiantes. Brindan apoyo al director o al docente y asumen la vigilancia del buen funcionamiento de la escuela.

Sí, la convivencia en la escuela y en el aula se caracteriza por:

El respeto y valoración de las diferencias socioculturales, lingüísticas, de talentos y de las formas de ser de todos los estudiantes. Se promueve el respeto a ser tratados como personas y como miembros de una comunidad, de un pueblo y de un país.

Estar basada en los valores de la propia cultura así como en los aportes de otras, como la aceptación mutua, la hospitalidad, la cooperación, los derechos humanos, la no discriminación de ningún tipo, el intercambio y la reciprocidad, entre otros.

La relación escuela-familia-comunidad se caracteriza por:

Sí, el material didáctico constituye un soporte importante del trabajo pedagógico del docente y está orientado a desarrollar los aprendizajes establecidos en el currículo. Las escuelas EIB deben contar con diversos materiales en lengua originaria y en castellano como segunda lengua, los cuales deben tener pertinencia cultural y enfoque intercultural. Además deben estar adecuadamente escritos en la lengua originaria, atender a las características de los niños de cada nivel o grado y ser pedagógicamente innovadores y de alta demanda cognitiva.

Páginas