Cerca de veinte mil escuelas bilingües tienen libros en lenguas originarias

Alrededor de cinco millones de libros escritos en lenguas originarias se han publicado en los últimos cuatro años para las casi de 20 mil escuelas interculturales bilingües que existen en el país.

“Son materiales educativos que respetan la identidad, los conocimientos y prácticas de cada pueblo”, sostuvo Elena Burga Cabrera, directora general de Educación Básica Alternativa, Intercultural Bilingüe y de Servicios Educativos en el Ámbito Rural, del Ministerio de Educación.

Entre los materiales destacan los cuadernos de trabajo que a la fecha se han elaborado en 19 lenguas originarias y que utilizan los niños desde los 4 años hasta el sexto grado de educación primaria.

“En el 2013 distribuimos cuadernos en las siete lenguas más habladas (aimara, ashaninka, awajún, shipibo, shawi, quechua chanka y quechua collao); en el 2014 incrementamos a doce y en la actualidad estamos distribuyendo para 19 lenguas originarias”, agregó.

Además de las lenguas mencionadas, los niños que se han beneficiado con los materiales pertenecen a los pueblos harakbut, jaqaru, kandozi chapra, kichwa amazónico, matsés, yine, matsigenka, nomatsigenga, quechua Inkawasi Cañaris, quechua central, wampis y yanesha.

“Los materiales abarcan varias áreas curriculares: Matemáticas, Comunicación y los cuadernos integrados de Personal Social-Ciencia y Ambiente, que son destinados para los niveles de inicial (4 y 5 años) y todos los grados de primaria”, dijo la funcionaria.

Una característica que destaca de los cuadernos es que cada página busca ser pertinente con la cultura y la lengua de los niños. “Nuestra exigencia es que los libros estén bien escritos en esas lenguas, que sean pedagógicamente innovadores y de alta demanda cognitiva”, afirma.

Asimismo, los materiales incorporan los conocimientos de otras culturas y de la ciencia. “Aquí el rol del maestro es clave como mediador del diálogo de saberes entre dos o más culturas, que es lo que promovemos a través del enfoque intercultural”.

Pero no solo los niños trabajan con los cuadernos en estas escuelas. También tienen a su disposición letras móviles, láminas, textos de lectura, diccionarios, tarjetas de actividades, cuentos en tarjetas, además de diversos materiales para los docentes y el aula.

Fuente: Exitosa.